¿Cómo se calculan las ganancias de las apuestas?

En el último tiempo, las actividades en línea han comenzado a tomar mucho protagonismo dentro del mundo del entretenimiento. Una de las mas importantes y con mayor crecimiento son las apuestas deportivas.

Gracias a las nuevas tecnologías, como los celulares y las conexiones a Internet, los jugadores tienen una mayor comodidad y posibilidades de juego. Las apuestas deportivas se volvieron una de las actividades favoritas del público, al mezclar el fanatismo del deporte con la adrenalina de las apuestas.

El mercado de páginas web de casa de apuestas creció de gran manera, y lo continúa haciendo constantemente, debido a la gran demanda. Hoy en día, los usuarios tienen un abanico grande de opciones al alcance de la mano.

El cálculo de las ganancias en las apuestas

Al momento de participar de las apuestas deportivas, hay ciertos aspectos que hay que tener en cuenta si se busca tener éxito y ganar dinero. A diferencia de lo que muchos creen, el azar no es el componente principal de las apuestas, sino las probabilidades. Es importante que el jugador haga un análisis de la situación en base a las probabilidades del partido o evento, y a partir de ahí deberá elegir entre el riesgo y la seguridad de la jugada.

Para calcular las ganancias potenciales de las apuestas, se utiliza un recurso llamado momio. En cada partido, hay un favorito a ganar, un equipo que tiene mayores chances de perder, y en caso de que el deporte lo permita, también esta la posibilidad de empate. Esa cifra que mide la posibilidad de que suceda cada resultado es el momio.

Existen distintos estilos de momios. Uno de los principales es la versión “europea”, que utiliza números decimales para determinar las diferentes variables. Por ejemplo, el Equipo A tiene una cuota de $2,10, el empate tiene $3,40 y el Equipo B presenta una cuota de $4,50. Si un jugador apuesta $200 al Equipo A, tiene unas posibles ganancias de $420. Con la misma suma, pero jugando al empate, puede embolsar $680, y si decide jugar por el Equipo B, se puede ganar $900.

De este ejemplo se desprende una pequeña conclusión. Si se juega por el equipo favorito, las potenciales ganancias son menores, ya que es la opción que mas chances tiene de que ocurra y el riesgo es menor. Cuanta menos paridad haya entre equipos en un partido, mayor será la diferencia de cuotas de apuesta y más chances hay de ganar dinero, aunque la chance de que suceda es poca. A partir de ese momento, quedará la decisión en manos del jugador, que tendrá que decidir entre la relación riesgo/beneficio.

Otro de los momios mas utilizados es el “americano”. Este método usa números negativos y positivos para marcar las probabilidades de los resultados. El equipo favorito tendrá un numero negativo, mientras que el equipo con menos chances tendrá un numero positivo. Por ejemplo, Equipo A con -140, empate con +150 y Equipo B con +210.

Para obtener las ganancias, se usan dos formulas matemáticas, teniendo en cuenta el valor del momio. En caso de apostar sobre un momio positivo, la formula es la siguiente: cifra del momio divido 100, multiplicado por el monto de la apuesta, y terminar con la suma del monto apostado. En caso de jugar sobre un momio negativo, la formula se modifica un poco: 100 se divide por el numero del momio, el resultado se multiplica por el monto de la apuesta, y de nuevo se suma el monto total apostado.

Existe un tercer momio, aunque no es muy utilizado. Es la versión “inglesa” y tiene como mecanismo principal las fracciones para determinar las probabilidades. Por ejemplo, Equipo A con 1/3, empate con 1 y Equipo B con 3/1.

Los tipos de apuestas

Uno de los componentes clave de esta actividad son las apuestas. Las posibilidades de juego no se reducen únicamente al resultado final de un partido o evento, sino que existe una diversidad muy grande de apuestas para realizar. Los sitios web se encargar de brindar muchas opciones, para que el juego no se vuelva monótono o aburrido, y los jugadores abandonen el sitio por alguno de la competencia.

Primero vamos a hablar de los tipos de apuestas en sí. La forma más común de llevar a cabo las apuestas son las simples. El jugador decide una jugada sobre un elemento en particular, coloca el valor de su apuesta, y si se cumple, resulta ganador, sin mayores complejidades. Luego están las apuestas combinadas, que agregan un plus al juego. Con esta modalidad, se genera una jugada que mezcla distintas apuestas simples en un solo combo, y que deben cumplirse en su totalidad para ganar. Si una sola falla, se pierde toda la jugada. Este tipo de apuestas tienen ganancias mayores, debido a que el riesgo y la dificultad es más grande.

Según cada página de apuestas, se pueden encontrar distintos tipos de apuestas, pero algunas de las más comunes son:

  • Apuesta doble oportunidad: esta jugada permite elegir dos resultados entre los tres posibles (siempre que el deporte lo permite), es decir, victoria, derrota o empate.
  • Apuesta con hándicap: este tipo de apuesta sirve para emparejar partidos donde hay mucha diferencia entre los equipos. Así se puede mejorar el margen de ganancia.
  • Apuestas en vivo: este tipo de jugada es muy atractivo, porque permite que los jugadores realicen sus apuestas al mismo tiempo que se juegan los partidos, con las cuotas que se modifican según el desarrollo del encuentro. Además, muchas veces también se puede observar el partido con un streaming.

En cuanto a la variedad de los elementos que se pueden apostar, el abanico es muy extenso. Por ejemplo, si tomamos un partido de fútbol, prácticamente todas las características que lo componen están disponibles para apostar: resultado final y resultado parcial al finalizar el primer tiempo, número total de goles y por equipo, cantidad de laterales y tiros de esquina, tarjetas amarillas y rojas, penales, posesión de la pelota y mucho más.

Last update : Febrero 2020